Demanda contra Skittles: «No son aptos para el consumo humano»

Los caramelos de la compañía Mars utilizan como colorante el dióxido de titanio, que estará prohibido en la UE a partir de agosto Leer

Demanda contra Skittles: «No son aptos para el consumo humano»

Los caramelos de la compañía Mars utilizan como colorante el dióxido de titanio, que estará prohibido en la UE a partir de agosto Leer

Un hombre de California, en Estados Unidos, ha presentado una demanda contra Mars, la compañía que fabrica los caramelos de colores Skittles, bajo la denuncia de que el uso de dióxido de titanio los hace «no aptos para el consumo humano».

El aditivo, que se emplea como colorante, no es ilegal en Estados Unidos. La FDA, el organismo regulador de los medicamentos y productos alimentarios en EEUU, permite su uso en la mayoría de los alimentos, aunque lo restringe al 1% del peso del alimento.

Mars, por su parte, se defiende: «Si bien no hacemos comentarios sobre procesos judiciales en curso, nuestro uso de dióxido de titanio cumple con las regulaciones de la FDA», ha afirmado una portavoz de la compañía a The Washington Post.

Sin embargo, la demanda, presentada el jueves en California, argumenta que la empresa no advierte a los consumidores sobre los peligros potenciales del dióxido de titanio, y acusa a la empresa de fraude por omisión.

Ya en 2016, Mars anunció que iría eliminando paulatinamente los colorantes artificiales de sus productos, entre ellos el dióxido de titanio, por lo que la demanda acusa a la compañía de «incumplir su propia promesa». En la UE, el dióxido de titanio estará prohibido como aditivo alimentario a partir de agosto, ya que la Comisión Europea considera que la acumulación de partículas en el cuerpo puede dañar el ADN.