Declaran culpable a uno de los yihadistas de ‘los Beatles’ del Estado Islámico

Declaran culpable a uno de los yihadistas de ‘los Beatles’ del Estado Islámico

Terrorismo Comienza el juicio en EEUU contra el cabecilla de los ‘Beatles’ del Estado Islámico

La Justicia rinde cuentas con uno de los responsables de torturar al corresponsal de EL MUNDO Javier Espinosa y de asesinar a algunos de sus compañeros. Un jurado popular en Alexandria, EEUU, ha considerado que el ex ciudadano británico El Shafee Elsheikh, de 33 años, es culpable de todos los cargos que se le habían imputado: secuestro y muerte de cuatro estadounidenses, los periodistas James Foley y Steven Sotloff y los trabajadores humanitarios Peter Kassig y Kayla Mueller.

El jurado deliberó durante horas. Al oír su veredicto, Elsheikh, que se había declarado inocente, ni se inmutó. Ahora se enfrenta a una posible cadena perpetua por haber participado, como carcelero, en una serie de crímenes perpetrados por un grupo sanguinario dentro del autoproclamado Estado Islámico. Sus víctimas los apodaron ‘los Beatles’ por su acento británico, aunque lo que los hizo realmente famosos fue su sadismo próximo a la locura, que expresaban a la mínima oportunidad.

Fue un juicio cargado de dolor. Durante varios días, familiares de las víctimas del carnicero Elsheikh rememoraron sus días de sufrimiento esperando noticias de sus seres queridos y recibiendo presiones de la Administración Obama para no intentar pagar el rescate exigido por los captores. Según el periódico ‘The Washington Post’, funcionarios del Gobierno norteamericano detallaron la operación fallida para rescatar a los rehenes, pues el IS supo de ella de antemano y los desplazó.

Algunos de los supervivientes describieron frente al tribunal federal las terribles torturas a las que fueron sometidos: palizas constantes hasta perder el sentido, ejecuciones simuladas, torneos de lucha en los que los prisioneros eran obligados a pelear entre ellos y, en el caso de Mueller, violaciones a manos del mismo líder del Estado Islámico. En todas estas actuaciones, Elsheikh y dos británicos más, entre ellos el considerado líder Mohammed Emwazi -abatido en 2015- tuvieron un rol protagonista.

‘Los Beatles’ llevaron su locura vengativa al extremo de intentar convertir los sótanos donde mantenían a sus rehenes en una especie de Guantánamo. Les obligaron a llevar uniformes naranja, los maltrataron sin cesar y hasta crearon una canción, ‘Hotel Osama’ -con la melodía de Hotel California-, que con ánimo jocoso les obligaban a cantar. Cualquier desobediencia o acto de resistencia, por mínimo que fuese, era respondido con una violencia sin límites.

No en vano, Elsheikh y sus compañeros han sido descritos por algunos de los 35 testigos, entre ellos 12 de sus prisioneros, como «psicópatas sociales sin límites morales». El jefe, también apodado Jihadi John, fue el encargado de degollar frente a cámara a algunos de los estadounidenses, entre ellos Foley. Para la Fiscalía fue claro, desde el primer momento, que el recién declarado culpable participó activamente de aquella locura criminal. Fue carcelero y responsable de contactar con las familias.