De liderar a los radicales y ser expulsado del estadio por tirar objetos… a presidente: un ultra, al frente del Hertha de Berlín

De liderar a los radicales y ser expulsado del estadio por tirar objetos… a presidente: un ultra, al frente del Hertha de Berlín

Kay Bernstein, uno de los miembros históricos del grupo ultra del Hertha Berlín ‘Harlekins’98’ y ahora propietario de una empresa de comunicación fue elegido este domingo nuevo presidente del club al obtener 1.670 de los 3.040 votos en la asamblea general extraordinaria de la entidad.

Es la primera vez que un exmiembro de un grupo ultra de fútbol llega a la presidente de un club, según apuntó el ‘Bild’, que explicó que Bernstein, de 41 años, ha sido expulsado tres veces del estadio en el pasado.

En una ocasión fue incluso retenido por la policía porque se dedicó a tirar objetos al campo que terminaron por impactar en un trabajador del club. En poco tiempo, Bernstein se convirtió en uno de los líderes de la facción radical, una época de su vida de la que se siente muy orgulloso: «Como hincha fui activo, me organicé a nivel nacional y trabajé para nuestra curva durante ocho años, lo di todo por el Hertha», dijo.

Con los años y tras fundar su propia empresa de comunicación, le llegó el éxito laboral y económico y abandonó la vida de ultra y regresa triunfante al club de su vida para tratar de devolverle a los éxitos de principios de los 2000, cuando conquistaron dos Copas de la Liga.

«Gracias por su confianza. Gracias por su responsabilidad. Nuestro Hertha está en cuidados intensivos, pero podemos curarlo desde dentro. Eso sólo funciona en conjunto. Cada uno de vosotros puede ayudar para que recuperemos nuestra alma blanquiazul. Gracias. Y ¡Ha, ho, he, Hertha! (grito de guerra de la hinchada del equipo berlinés)», pronunció Bernstein durante su discurso tras ganar las elecciones. 

El Hertha Berlín logró evitar el descenso de la Bundesliga esta temporada en la promoción frente al Hamburgo y lleva años subiendo y bajando de categoría, luchando por sobrevivir. Ahora inicia una nueva etapa con Bernstein, el hombre que pasó de tirar objetos a presidir el palco.