Continúa la fuga de empresas en Rusia: Société Générale y Ericsson abandonan Moscú

La firma francesa asume un «impacto negativo» de 3.100 millones de euros, mientras que la entidad sueca provisionará 87 millones Leer

Continúa la fuga de empresas en Rusia: Société Générale y Ericsson abandonan Moscú

La firma francesa asume un "impacto negativo" de 3.100 millones de euros, mientras que la entidad sueca provisionará 87 millones Leer

Société Générale, entidad financiera francesa que continuaba sus actividades en Rusia desde el inicio de la invasión el 24 de febrero, anunció este lunes su decisión de poner punto y final a sus operaciones en Rusia a través de la cesión de la totalidad de su participación en Rosbank.

El grupo anunció que había suscrito «un acuerdo con vistas a ceder la totalidad de su participación» en Rosbank, una de las entidades de mayor importancia en el sector bancario ruso, donde era accionista mayoritario. De igual modo, también se desvincula de sus filiales de seguros en Rusia en los fondos de inversiones Interros Capital.

«Con este acuerdo, concluido tras varias semanas de trabajo intensivo, el grupo se retiraría de forma efectiva y ordenada de Rusia, asegurando una continuidad para sus colaboradores y clientes», aseguran fuentes de la entidad a AFP.

Société Générale señaló que la salida de Rusia tendría para el grupo un «impacto negativo» de 3.100 millones de euros (3.400 millones de dólares).La operación debe ser todavía aprobada por las autoridades competentes en materia de regulación y derecho de competencia. La finalización «debería intervenir en las próximas semanas», precisó el grupo.

El fabricante sueco de redes y equipos de telecomunicaciones ha anunciado la suspensión «indefinida» de su negocio en Rusia, después de que la compañía escandinava hubiera interrumpido desde finales del pasado mes de febrero sus entregas en el país.

La empresa provisionará 900 millones de coronas (87 millones de euros) en el primer trimestre por deterioros de activos y otros costes excepcionales. .»A la luz de los acontecimientos recientes y de las sanciones de la Unión Europea, la compañía ahora suspenderá indefinidamente su negocio afectado con clientes en Rusia», ha comunicado la multinacional tecnológica según apunta Europa Press.