CGTN:¿Cómo son tratados los extremistas encarcelados en Xinjiang?

PEKÍN, 12 de abril de 2021 /PRNewswire/ — Almira Muhter fue una estudiante trabajadora con las mejores notas y heterosexual…

PEKÍN, 12 de abril de 2021 /PRNewswire/ — Almira Muhter fue una estudiante trabajadora con las mejores notas y heterosexual antes de radicalizarse. En el año 2012, fue declarada culpable de incitar a la «jihad» y al extremismo online, siendo condenada a 10 años de cárcel.

Los jóvenes y las mujeres son una presa fácil de los extremistas, ya que usan diferentes formas de descarriarlos. Según las afirmaciones de los agentes de policía dedicados a la investigación de los ataques terroristas en Xinjiang, algunos predicadores con mala fe hacen que los padres envíen a sus hijos a madrasas subterráneas para que sean adoctrinados. Aparte de esto, cuentan con materiales online específicos destinados a mujeres y estudiantes, explicó «Abduweli», que ha trabajado en la Xinjiang Internet Information Office desde que se estableció en el año 2013.

«Al principio no me dio una gran impresión. Hay instrucciones como ‘Solo si logras satisfacer los deseos de tu madre conseguirás un lugar en el paraíso'», explicó Almira a CGTN dentro de la cárcel. De forma gradual, las enseñanzas se trasladaron a la «jihad», instándola a librar una guerra religiosa y martirizarse de cara a conseguir su entrada en el Paraíso.

Durante el día, creía que esas «instrucciones», como, por ejemplo, que las mujeres deberían quedarse en casa, rechazando ir a la universidad a pesar de la fuerte objeción de sus padres.

«Ella pensaba que tenía razón», indicó Bai Fengjie, un instructor de la cárcel. Las ideas radicalizadas fueron un acompañamiento de Almira incluso cuando entró en la cárcel. En el año 2018, Almira fue declarada culpable de conspiración para cometer asesinato e incendio premeditado en la cárcel, y su sentencia se ha ampliado hasta el año 2035.

En los últimos años, Bai siguió hablando con Almira, conociéndola desde adentro y explicándole sus conocimientos legales a la joven. Sus esfuerzos al final dieron sus frutos. Almira se dio cuenta de que el Paraíso que solía anhelar no era más que algo existente en la ficción.

«Soy un oficial de policía. Pero soy algo más parecido a un maestro», explicó Bai. Ella es una de los muchos instructores de cárceles que trabajan para ayudar a los jóvenes descarriados a volver a encontrar el camino correcto. «No debemos renunciar a ellos. Debemos creer que al final van a cambiarán».

Esta es una de las muchas historias que se cuentan en el exclusivo documental de CGTN, «The war in the shadows: Challenges of fighting terrorism in Xinjiang». Vea el documental completo aquí .

https://news.cgtn.com/news/2021-04-02/How-are-jailed-extremists-treated-in-Xinjiang–Z7JIlkyjHW/index.html

CGTN exclusive documentary "The war in the shadows: Challenges of fighting terrorism in Xinjiang."

 

CGTN exclusive documentary "The war in the shadows: Challenges of fighting terrorism in Xinjiang."

Video: https://www.youtube.com/watch?v=8vTT9rsHGx4 

Foto: https://www.georgianoticiastoday.com/wp-content/uploads/2021/04/cgtncomo-son-tratados-los-extremistas-encarcelados-en-xinjiang.jpg

Foto – https://www.georgianoticiastoday.com/wp-content/uploads/2021/04/cgtncomo-son-tratados-los-extremistas-encarcelados-en-xinjiang-1.jpg