Carlos Alcaraz: «Mi sueño es ser número uno del mundo y trabajaré duro para ello»

Carlos Alcaraz: «Mi sueño es ser número uno del mundo y trabajaré duro para ello»

El tenista español Carlos Alcaraz, que el sábado se coronó en las ‘Next Gen ATP Finals’ tras superar al estadounidense Sebastian Korda, ha reconocido que su «sueño» es ser «número uno del mundo» y que trabajará «duro» para conseguirlo, aunque todavía le quedan «muchas cosas que mejorar».



«Grandes jugadores como Stefanos o Jannik han ganado este torneo, pero no sirve para nada si no lo acompañas con el trabajo y la disciplina que conlleva cumplir tu sueño. Mi sueño es ser número uno del mundo y trabajaré duro para ello. Más allá de ganar este torneo o no, sigo enfocado en mi objetivo que es ser número uno mundial«, señaló en declaraciones recogidas por la ATP.

El murciano ha pasado este año de ser el número 141 del mundo al 32, y reconoció que se siente «genial». «Es fantástico terminar la temporada ganando este título. He jugado grandes partidos ante buenos jugadores, así que es el cierre de año perfecto«, apuntó tras su victoria en el Allianz Cloud de Milán.

«Ha sido una gran temporada para mí y me siento muy feliz por los momentos que he vivido. La victoria ante Tsitsipas en el US Open, alcanzar los cuartos de final en un ‘Grand Slam’, ganar mi primer título ATP… Esto no sería posible sin la experiencia que he tenido en otros torneos, como jugar ante Rafa en Madrid o en Acapulco con Zverev. Los partidos que he ido jugando me han dado experiencia para ser más maduro», continuó.

El tenista de 18 años, sin embargo, cree que todavía tiene «muchas cosas que mejorar«. «Dentro de un partido puede haber altibajos por mi parte y por parte del otro jugador. Pueden suceder muchas cosas. Pero todos estamos a un gran nivel y mi responsabilidad es estar muy concentrado en cada partido para poder ganar a este tipo de jugadores», explicó el pupilo de Juan Carlos Ferrero.

«Ganar este año las Next Gen ATP Finals me da mucha motivación de cara al año que viene. Quiero seguir mejorando. Las ATP Finals del año que viene van a ser un objetivo muy chulo y muy difícil. Diría que casi imposible, pero lucharemos y trabajaremos para poder lograrlo», finalizó.