Carlos Alcaraz ejerce de favorito en su debut en el Next-Gen ATP Finals batiendo con contundencia a Holger Rune

Carlos Alcaraz ejerce de favorito en su debut en el Next-Gen ATP Finals batiendo con contundencia a Holger Rune

Carlos Alcaraz debutó este martes con firmeza en su debut en las Nex Gen ATP Finals, torneo en el que se miden las mejores raquetas del año menores de 21 añosvenciendo al tenista danés Holger Rune por 4-3 (8-6)/4-2/4-0. El murciano dominó un encuentro que comenzó muy igualado, pero en el que supo imponerse a un impotente rival superado por un tenis muy ofensivo.



El inicio del choque dejó ver la igualdad entre dos grandes promesas de la raqueta, pues ninguno de los contendientes cedió su saque hasta que llegaron al desempate, igualados a tres juegos, en el que Carlos Alcaraz se impuso por 8-6 para anotar el primer set en su marcador. 

La batalla desplegada en el primero continuó en un segundo set en el que la solidez del español comenzaba a imponerse al juego, y a la mente de su rival. Holger Rune tan solo pudo cerrar sus dos primeros servicios antes de que Alcaraz rompiera su saque para poner el 3-2,  y posteriormente cerrara el segundo set demostrando una solidez creciente con saques potentes (terminó el choque con 9 saques directos y ninguna doble falta).

El último set fue un trámite para un jugador completamente crecido ante un rival derrotado mentalmente tras ceder su primer servicio. A partir de ese momento, el español soltó el brazo y tan solo cedió un punto en los tres siguientes juegos para llevarse el encuentro.

El pupilo de Juan Carlos Ferrero llegó al penúltimo torneo del año -pues ha sido convocado con el equipo español para participar en la Copa Davis– como cabeza de serie y demostró su favoritismo en el primer encuentro de su grupo, que cerró en apenas una hora y media. Con este primer paso, el tenista español se acerca a la clasificación para semifinales, aunque antes deberá enfrentarse a Juan Manuel Cerundolo y a Nakashima.

El certamen que la ATP diseñó en 2017 para la promoción de las nuevas generaciones del tenis profesional es un laboratorio en el que se prueban nuevas normas que agilizan el ritmo de partidos. En estos encuentros, que se disputan en Milán en pistas rápidas sin pasillos,  varían algunas normas clásicas del deporte rey de la raqueta que podrían incorporarse al circuito profesional en el futuro.

El cambio más notable es la duración de los encuentros, pues estos se disputan a cinco sets de cuatro juegos con punto de oro en caso de empate a 40. Además, si se da el caso de que un set llega a 3-3, este se decide mediante un tie-break. A los cambios drásticos en el sistema de puntos se suman medidas menores como la reducción de los tiempos de calentamiento y en las pausas para ir al vestuario, la movilidad del público durante los puntos y la posibilidad de comentar aspectos técnicos con el entrenador (el denominado coaching)  durante los puntos.