Calviño amenaza con retirar la bonificación al combustible si los operadores la absorben en el precio

La ministra no confirmó si les consta que alguna empresa esté llevando a cabo esta práctica Leer

Calviño amenaza con retirar la bonificación al combustible si los operadores la absorben en el precio

La ministra no confirmó si les consta que alguna empresa esté llevando a cabo esta práctica Leer

La vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y para la Transformación Digital, Nadia Calviño, ha asegurado que el Ejecutivo retirará la bonificación de 20 céntimos sobre el carburante si los operadores absorben este descuento y mantienen los precios. Calviño, eso sí, ha eludido concretar si tienen noticias de que se esté llevando a cabo esta práctica.

Según explicó la ministra en declaraciones a RNE, el Gobierno valorará qué medidas del decreto, que entró en vigor hace un mes, están siendo más eficaces de cara a una posible prórroga de esta herramienta. En un principio, estará en funcionamiento hasta el 30 de junio.

«Si vemos que alguna medida hace que se mantengan los precios porque los operadores están absorbiendo la ayuda, no seguiremos con esa ayuda», amenazó Calviño. No obstante, sobre esta posibilidad sólo apuntó que el Ejecutivo «está siguiendo muy de cerca el mercado de carburantes», igual que el mercado eléctrico.

La bonificación al carburante fue duramente criticada por los pequeños y medianos empresarios del sector, que durante los primeros días tuvieron que poner de su bolsillo el descuento hasta que les fuese reembolsado. Una vez comenzaron a llegar los adelantos del Gobierno, también cuestionaron sus predicciones, que consideraban que en algunos casos se quedaban cortas y no cubrían la cantidad que habían tenido que aportar.

Un informe de EsadeEcPol también atacó el planteamiento de esta ayuda, dirigida a paliar la crisis energética -especialmente tras la invasión rusa de Ucrania-, por ser de «escasa eficiencia» y beneficiar «a las rentas altas».

Calviño, según recoge Europa Press, también ha hecho un llamamiento a la «responsabilidad» de las empresas, especialmente de las energéticas, para que «arrimen el hombro», rebajen el precio de la electricidad y faciliten al Instituto Nacional de Estadística (INE) los datos que se les han reclamado para acabar con la sobreponderación del precio del gas en el IPC y que éste pueda reflejar fielmente el precio de la electricidad.

«Llevamos meses tratando de tener esos datos detallados. Hay una empresa eléctrica que no ha dado los datos y necesitamos que todo el mundo ayude. El mensaje que envío es instar a las compañías energéticas a arrimar el hombro para que baje el precio de los carburantes, para que baje el precio de la energía en el mercado mayorista y para que el IPC refleje bien los precios reales», subrayó la ministra, que no quiso facilitar el nombre de la compañía que no ha remitido aún los datos al INE.

Calviño avisó que el Gobierno utilizará todos los instrumentos disponibles para que las empresas no frenen las bajadas de precios y, de hecho, ha recordado que ya se ha instado a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) a investigar cualquier posible conducta que pueda estar impidiendo que bajen los precios.