Bruselas da ‘luz verde’ al recorte eléctrico de España con «dudas técnicas» aún sin resolver

La Comisión Europea enviará hoy una carta de garantía para facilitar la tramitación del mecanismo pero aún tiene que analizar más documentación para tomar su decisión final. Leer

Bruselas da ‘luz verde’ al recorte eléctrico de España con «dudas técnicas» aún sin resolver

La Comisión Europea enviará hoy una carta de garantía para facilitar la tramitación del mecanismo pero aún tiene que analizar más documentación para tomar su decisión final. Leer

La Comisión Europea ultima su ‘luz verde’ al mecanismo que preparan España y Portugal para intervenir el mercado eléctrico aunque aún tiene «dudas técnicas» que están sin resolver. La dirección de Competencia tiene previsto enviar a lo largo del día de hoy una carta de conformidad para que los gobiernos español y portugués puedan tramitar el mecanismo de limitación del precio del gas usado para generación eléctrica, explican a EL MUNDO fuentes al tanto de las negociaciones.

Esto habilitaría a la vicepresidenta de Transición Ecológica, Teresa Ribera, a llevar mañana la medida al Consejo de Ministros, algo que ella misma no ha descartado en una entrevista concedida este lunes en La 1. Fuentes de su ministerio, sin embargo, no confirman que el mecanismo se apruebe mañana, lo que retrasaría aún más su aplicación tras más de un mes de discusiones técnicas con Portugal y la Comisión Europea.

Técnicos de Madrid, Lisboa y Bruselas llevan trabajando a destajo en la propuesta durante todo el fin de semana y la mañana de este lunes, a pesar de ser festivo hoy en la Comisión. El visto bueno, en todo caso, no sería definitivo ya que fuentes europeas aún ven algunas «dudas técnicas» sobre la aplicación del mecanismo que les gustaría tratar en una reunión a finales de esta semana. «Queda aún mucha documentación por analizar antes de tomar una decisión final», señalan a este diario.

La medida permitiría a España y Portugal limitar el precio del gas usado en generación eléctrica para reducir su impacto en el mercado marginalista. El precio político del gas rondaría los 50 euros durante un año, frente a los 90 euros por megavatio hora a los que cotiza en el mercado internacional. Esto permitiría reducir el coste de la electricidad en el mercado mayorista hasta un nivel próximo a los 150 euros por megavatio hora, por debajo de los cerca de 210 euros de media registrados por este mercado en lo que va de año.

El Gobierno confía en que esta medida ayude a abaratar la luz a 10 millones de consumidores domésticos abonados a la tarifa regulada PVPC y a la gran industria que se abastece directamente en el mercado mayorista. De esta forma, la factura de la luz dará un respiro y dejará de presionar al alza el IPC.