Bolsonaro pone condiciones para respetar el resultado de las elecciones y se queja de que lo inciten a «ser un dictador»

Bolsonaro pone condiciones para respetar el resultado de las elecciones y se queja de que lo inciten a «ser un dictador»

Comicios El espectro del golpe de Estado planea en el Brasil electoral América Latina El manifiesto por la democracia en Brasil reclama respetar las elecciones y frenar a Bolsonaro

Brasil es hoy un país repleto de sospechas y malos presagios. Quedó claro, una vez más, en la tensa entrevista que el ‘Jornal Nacional’, de la Red Globo, le hizo en la noche del lunes al presidente Jair Bolsonaro, que prometió respetar el resultado de las elecciones de octubre, aunque con condiciones.

«Los resultados de elecciones libres y transparentes tienen que ser respetados, deben ser respetados», ha dicho el presidente enfatizando lo de «libres y transparentes». Bolsonaro lleva meses denunciando que el sistema de voto electrónico, exitoso y sin críticas desde 1996, es propenso al fraude.

Luiz Inácio Lula da Silva, el candidato del Partido de los Trabajadores, será entrevistado el jueves por el programa, que logró una audiencia masiva en la tensa entrevista con Bolsonaro, dirigida por los periodistas William Bonner y Renata Vasconcellos. La mitad de los televisores encendidos en la noche del lunes en Brasil exhibían la entrevista al presidente.

Candidatura de Lula

Bolsonaro desconcertó a Bonner cuando este le preguntó si su alianza parlamentaria con el Centrão (una amalgama de diversos partidos sin ideología definida, pero con fuertes intereses y propensos a la extorsión) no era una traición al electorado que lo llevó al Palacio del Planalto en 2018. «Usted me está incitando a ser dictador, si no gobierno con el Centrão, ¿con quién gobierno? ¿Sin Parlamento? Usted me está incitando a ser un dictador«.

Vasconcellos insistió en que el presidente «desincentivó» la vacunación contra el Covid-19 y recordó que llegó a decir que los vacunados podían transformarse en caimanes. La respuesta del presidente fue sorprendente: «Es una figura del lenguaje, de la literatura portuguesa. Y son pocos los países del mundo que hicieron las cosas mejor que nosotros«. Brasil registró más de 600.000 muertos por la pandemia.

Bolsonaro ha negado también que en su gobierno se haya promovido la destrucción de la Amazonia: «La Amazonia es del tamaño de Europa Occidental. Es una mentira. Brasil preserva el 66% de su territorio, Brasil no merece ser atacado de esa forma».

«Ahora, cuando hablamos de la Amazonia, ¿por qué no hablamos también de Francia, que lleva más de 30 días en llamas? Lo mismo ocurre en España y Portugal. California se incendia cada año. En Brasil, desgraciadamente, no es diferente, sucede. La mayoría, algunos de ellos son criminales, lo sé. Otra parte no es delictiva. Es el habitante del río el que prende fuego a su pequeña propiedad…».

Según ‘Folha de São Paulo’, el presidente logró un «empate» en el debate: «Mintió como siempre, pero consiguió escapar del desastre».