«Avergonzados» de ser británicos por el Brexit

«Avergonzados» de ser británicos por el Brexit

Reino Unido La «tercera vía» se abre paso en Belfast Reino Unido El Brexit agrava la crisis del unionismo en el Ulster

«Avergonzados de ser británicos», «profundamente decepcionados», «cansados del caos», «como si contempláramos una casa ardiendo»… Así se muestra el millón largo de británicos residentes en Europa (la gran mayoría en España, Irlanda y Francia) por el impacto del Brexit, según una encuesta realizada por las Universidades de Lancaster y Birmingham.

«El Brexit se ve ya como una cosa hecha y establecida, que ha causado una profunda transformación en las vidas de los residentes en países de la UE», reconoce Michaela Benson, directora del informe a partir de más de 1.300 encuestas personales. «La gran mayoría se lamenta de la pérdida de libertad de movimientos, del impacto en la vida diaria y de la pérdidas del sentido de la identidad».

De hecho, tan solo el 30% de los «expatriados» reconoce a estas alturas sentirse «emocionalmente vinculado» con el Reino Unido, frente al 59% que se siente «cercano» a su país de residencia y el 75% que admite su querencia por la UE y por las ventajas que les permitía.

«La larga cola el Brexit es evidente y tiene aún continuidad en diversos aspectos que afectan a la vida de los británicos en la UE y también a su sentimiento de pertenencia a los lugares en los que viven», afirma Benson, que realizó la larga encuesta con 96 preguntas en enero del 2022, coincidiendo con el primer aniversario del fin de período de transición.

Los problemas para los británicos, que han visto cómo los carnés de conducir expedidos en su país han dejado de ser «legales» desde el 1 de mayo en España, se han ido acumulando escalonadamente desde salida de la UE. El diputado conservador Iain Duncan Smith ha culpado esta misma semana a la burocracia española -y al «vuelva usted mañana»- de la imposibilidad de llegar a una acuerdo a tiempo. El Foreign Office ha prometido «acelerar las negociaciones» con el Gobierno español.

La pérdida de la «libertad de movimientos», y de la capacidad de poder vivir y trabajar en cualquier país de la UE, es en cualquier caso la queja más común. Los casados con parejas del país se residencia expresan también su malestar por la imposibilidad de volver al Reino Unido con todas las garantías para los miembros de su familia en el futuro.

El 80% de los expatriados admite que el Brexit -y las medidas del Gobierno Johnson durante la pandemia- ha tenido un notable impacto en sus vidas en sus últimos dos años. El 27% afirma que sus planes de vida y de inmigración se han visto alterados por la decisión de salir de la UE.

«¿Por dónde empezar?», reconocer un encuestado británico residente en Bélgica. «He perdido derechos como la libertad para moverme. Con una esposa de una país de la UE, me he visto obligado a decidir su trasladarme a un país relevante de al UE o si quedarme en el Reino Unido. Si nos vamos, mi familia no puede volver con plenas garantías. Lo que sentimos se resume una palabra: incertidumbre«.

«Si los políticos y los medios quieren tener una impresión a fondo de cómo el Brexit ha afectado a la diáspora británica, deberían leer en el acto este informe en vez de dejarse llevar por los estereotipos», declaró Jane Golding, ex presidenta de British in Europe. «Estamos hablando de los británicos que viven en todos los países de la UE, de Estonia hasta Grecia, donde los lazos familiares son fuertes y muy significativos para cuestiones de inmigración. La gente se siente políticamente motivada por lo que ha ocurrido, pero sobre sienten que han perdido gran parte de sus derechos, algunos completamente».