Alcaraz, tras entrenar con Djokovic: «Me ha pegado una paliza, no es fácil adaptarse a la altura»

Alcaraz, tras entrenar con Djokovic: «Me ha pegado una paliza, no es fácil adaptarse a la altura»

Carlos Alcaraz, que se ejercitó este lunes en la pista exterior número siete de la Caja Mágica junto a Novak Djokovic, declaró que el serbio le metió «una paliza», apuntó que adaptarse a la altura de la capital española «no es fácil» y aseguró que, aunque no le gustan las comparaciones con Rafa Nadal, «las casualidades están viniendo así».

Cientos de personas acudieron a ver el entrenamiento de Alcaraz, una de las estrellas del Mutua Madrid Open, al que no pararon de aplaudir y corear su nombre para brindarle todo su apoyo antes de su debut en el torneo contra el georgiano Nikoloz Basilashvili.

«Djokovic me ha metido una paliza. Adaptarse a la altura no es fácil y lo he podido comprobar estos días en Madrid», dijo Alcaraz, en el canal oficial de Twitch del torneo.

El tenista de El Palmar fue preguntado por las coincidencias que le están llevando a ser comparado con Rafa Nadal, algo que le hizo sacar una sonrisa.

«Sinceramente las casualidades están viniendo y no sé decir en qué me diferencio de Rafa. Son increíbles las casualidades. También la fecha del Godó, el top-10 el mismo día… No quiero que me comparen con Rafa pero es que todo está viniendo así«, declaró.

Alcaraz afronta su segunda participación en el Mutua Madrid Open. En 2021 celebró sus dieciocho años en el torneo y fue eliminado por Rafa Nadal, con el que perdió 6-1 y 6-2.

«Me acuerdo como si fuera ayer de esa semana y fue súper jugar en España con la gente. Ahora vamos a intentar ganar mañana para jugar otra vez aquí en mi cumpleaños. Me acuerdo que por el tema de la pandemia la presencia de público estaba limitada, pero aun así sentí el cariño», confesó.

Ese cariño de la afición española lo sintió también este lunes. La festividad en la Comunidad de Madrid propició que miles de aficionados acudieran a la Caja Mágica a disfrutar del tenis y a ver a sus ídolos. Alcaraz ya es uno de ellos, como quedó patente al término del entrenamiento, cuando el murciano se acercó al público y durante casi diez minutos estuvo firmando autógrafos en pelotas, gorras y toallas.

«He crecido muchísimo respecto al año pasado, pero sigo siendo Carlitos; pero un poquito más grande. Cuando me llaman Carlos pienso que he hecho algo mal», confesó.

Aparte de competir en el cuadro individual, Carlos Alcaraz también lo está haciendo en dobles con Marc López. «Me escribió diciendo que iba a jugar su último torneo y que le hacía ilusión jugar conmigo en Madrid. Vamos a intentar que se retire por todo lo alto», concluyó.