Alberto Fujimori: el Tribunal Constitucional de Perú acordó restablecer el indulto concedido al expresidente

El Tribunal Constitucional de Perú restableció el indulto al exmandatario de 83 años, que cumple condena por las matanzas de La Cantuta y Barrios Altos, y pidió su liberación alegando problemas de salud.

Redacción LimaBBC News Mundo
17 marzo 2022

Actualizado 49 minutos

Fuente de la imagen, LUKA GONZALES / Getty

El Tribunal Constitucional de Perú acordó restablecer el indulto concedido al expresidente Alberto Fujimori en 2017, por lo que deberá ser puesto en libertad, según informaron medios locales.

El Tribunal votó a favor del recurso de hábeas corpus presentado por el exmandatario para que el indulto recobrara vigencia y fuera puesto en libertad por motivos humanitarios, lo que podría suceder en las próximas horas.

Su abogado, César Nakazaki, informó en su cuenta de Twitter que se dirige al penal de El Barbadillo, donde Fujimori está encarcelado, para comunicarle la decisión del Tribunal.

El viceministro de Justicia de Perú, Juan Carrasco Millones, señaló que desde el Ejecutivo están coordinando acciones a tomar con el fin de anular el fallo del Tribunal Constitucional.

Según informó RPP, Carrasco Millones adelantó que el Gobierno planea acudir ante instancias internacionales como la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Previamente, el presidente de Perú, Pedro Castillo, afirmó que la decisión refleja la «crisis institucional» existente a su juicio en su país.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos manifestó su «profunda preocupación» por la decisión de liberar a Fujimori y señaló que afecta al «derecho a la justicia de las víctimas».

Los delitos por los que se condenó a Fujimori

Alberto Fujimori, de 83 años, cumple condena por los crímenes de La Cantuta y Barrios Altos, en los que grupos parapoliciales dirigidos desde el gobierno acabaron con la vida de 25 personas.

Fujimori fue acusado de ordenar que un escuadrón de la muerte conocido como el Grupo Colina cometiera las dos masacres.

La primera tuvo lugar en 1991 en el vecindario de Barrios Altos, en Lima, y la segunda en 1992 en la Universidad de la Cantuta, también en la capital.

También se le condenó por su participación en los secuestros del periodista Gustavo Gorriti y del empresario Samuel Dyer, ambos en 1992.

Fue la primera vez que un exmandatario constitucional de América Latina era juzgado y sentenciado en su propio país por crímenes de lesa humanidad.

Su familia solicitó en repetidas ocasiones su puesta en libertad por motivos de salud, a lo que se oponen sus víctimas, que denuncian que nunca se arrepintió de sus delitos ni abonó las compensaciones establecidas.

Fuente de la imagen, AFP

En 2017, en mitad de la crisis política que acabó costándole la presidencia, Pedro Pablo Kuczynski concedió el indulto a Fujimori por motivos de salud, en lo que fue interpretado como un intento de ganarse el apoyo del fujimorismo en el trámite de la moción de vacancia que se había presentado en su contra en el Congreso.

Pero la Corte Suprema anuló más tarde ese indulto porque consideró que no cabía la concesión de la medida de gracia en casos de crímenes de lesa humanidad, y Fujimori tuvo que regresar a la cárcel de la que había salido temporalmente.

El Tribunal Constitucional anula ahora esa anulación y restablece la concesión del indulto.

Lo ha hecho en una votación dividida en la que, según los medios locales, tres de sus magistrados votaron a favor y tres lo hicieron en contra, dirimiéndose finalmente el asunto por el voto de calidad del presidente.

Según su abogado, el expresidente será puesto en libertad en «dos o tres días».

Aunque la Asociación Pro Derechos Humanos de Perú anunció que había solicitado medidas cautelares a la Corte Interamericana de Derechos Humanos para evitarlo.

Otro capítulo polémico en una polémica biografía

Por Guillermo D. Olmo, corresponsal de BBC News Mundo

Si nada inesperado lo impide, Fujimori saldrá de la cárcel.

La decisión del Tribunal Constitucional ha provocado gran indignación entre las víctimas de los crímenes de Fujimori y entre sus detractores.

El expresidente sigue siendo una de las figuras que más divide a los peruanos y la noticia del restablecimiento de su indulto ha vuelto a ponerlo de manifiesto. Los partidarios de su puesta en libertad subrayan su edad y sus problemas de salud, y no son pocos quienes todavía le agradecen por el papel clave que le atribuyen en el saneamiento de la economía peruana y en la desarticulación del movimiento armado Sendero Luminoso.

Quienes se oponen a la liberación recuerdan la gravedad de los crímenes por los que fue condenado y los escándalos de corrupción que han salpicado a su familia, y dirigen ahora su mirada hacia Pedro Castillo.

Fue elegido presidente frente a la hija de Fujimori, según los analistas, sobre todo por el rechazo que el fujimorismo ha provocado en gran parte de la sociedad peruana.

Ya hay manifestaciones de protesta convocadas en Lima. Si son masivas, a Castillo le resultará difícil no tomar cartas en el asunto ante una liberación que para muchos es una afrenta.

Las reacciones a la noticia no se han hecho esperar.

En distintos foros digitales ya se ha convocado a una manifestación de protesta esta tarde en Lima, y en otros puntos del país. Las protestas cuentan con el apoyo de varias bancadas del Congreso.

El primer ministro, Aníbal Torres, dijo en la cadena RPP que con esta decisión el tribunal «garantiza la impunidad, no de cualquier delincuente, sino de los que tienen cierto poder, como es el caso del señor Fujimori».

Mirtha Vásquez, ex primera ministra, aseguró que el fallo «atropella la memoria y el derecho a la justicia de las víctimas de la dictadura de los años 90».

Eduardo Castillo, uno de los voceros de la bancada fujimorista en el Congreso peruano, consideró en cambio que «al fin se hace justicia con el hombre que le devolvió la esperanza al país».

Keiko Fujimori, hija del expresidente y excandidata a la presidencia de Perú, aseguró que su familia ha recibido la noticia con sorpresa.

«Hace algunas horas hemos recibido, para nosotros, esta noticia con sorpresa, pero también con profunda gratitud a Dios, porque como ustedes saben mi padre es un hombre mayor y enfermo», dijo a la prensa.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.